aliolicasero.com

Recetas paso a paso

Patatas con alioli en Thermomix

¡Sorprende a tus sentidos con estas patatas con alioli que te harán bailar de alegría! Tu Thermomix se convertirá en el cómplice perfecto para cocinar unas patatas tiernas como nubes y un alioli con un carácter que abraza el alma, lleno de notas de ajo y tradición.

Ingredientes necesarios

¡Manos a la obra con las patatas con alioli más sabrosas del mundo! Te voy a contar un secreto: la clave está en la selección de ingredientes. Aquí tienes lo que necesitas, y cómo cada uno aporta su magia al plato.

Recuerdo la primera vez que hice alioli con mi Thermomix, fue una revelación. Ahora, es tu turno de descubrirlo:

Patatas con alioli en Thermomix
  • Patatas – Elige patatas que al cocer queden tiernas por dentro y crujientes por fuera. Yo suelo decantarme por la variedad Monalisa, pero tú puedes encontrar tu favorita.
  • Aceite de oliva virgen extra – Este es el toque dorado del alioli. Un buen aceite de oliva es el que te hace decir "¡esto está de muerte!"
  • Huevos – La frescura es vital aquí. Mis huevos siempre vienen directos del corral de mi tío, pero si no tienes esa suerte, asegúrate de que sean lo más frescos posible.
  • Ajo – A mí me gusta aplastarlos ligeramente antes de añadirlos, para que suelten todo su aroma. Si te preocupa el aliento, reduce la cantidad, pero no lo omitas, ¡es esencial!
  • Limón – Unas gotas de este cítrico son el secreto para un alioli equilibrado. Siempre exprimo el mío al momento, nada de zumos envasados.
  • Sal – Solo una pizca, pero de la buena, ¿eh? La sal marina fina es mi elección.

¿Te sientes creativo? Pues dale rienda suelta a tu imaginación y añade una pizca de tu especia favorita al alioli. ¿Un poco de curry? ¿Por qué no? La Thermomix se encargará de mezclarlo todo a la perfección. ¡Atrévete a sorprender con tu toque personal!

Preparación de las patatas

¡Vamos a darle sabor a esas patatas! Elige patatas de piel fina, que sean firmes al tacto, para que absorban mejor el alioli más adelante.

Al lavarlas, siente cómo el agua resbala por su piel, llevándose consigo la tierra y dejándolas listas para ser el alma de tu plato. Al cortarlas, hazlo con amor, pensando en cada bocado que se fundirá en tu boca.

Introduce las patatas en el vaso de tu Thermomix y ajústalo para que el vapor haga su magia. Mientras se cocinan, imagina el aroma que desprenden, prometiendo un resultado que hará bailar tus sentidos.

Recuerda, la cocina es un lienzo en blanco. Siéntete libre de espolvorear un poco de magia con tus especias favoritas. Yo, por ejemplo, no puedo resistirme a añadir un toque de pimienta negra recién molida. ¡Experimenta y haz de esta receta tu obra maestra!

Patatas con alioli en Thermomix

Elaboración del alioli

Con tu Thermomix, te convertirás en un experto en un abrir y cerrar de ojos. Recuerdo la primera vez que hice alioli en casa, ¡fue toda una revelación!

Busca los mejores ajos que puedas, esos que huelen a tradición y a tierra. El aceite de oliva virgen extra es otro protagonista esencial, elige uno que te transporte a los olivares soleados de Andalucía. Y, por supuesto, un huevo fresco, que es el que dará la textura perfecta.

El truco está en la emulsión. Añade los ajos al vaso de la Thermomix y tritúralos hasta que estén bien picaditos. Luego, incorpora el huevo y observa cómo, poco a poco, al ir añadiendo el aceite, la mezcla cobra vida y se convierte en ese alioli cremoso que tanto nos gusta.

Me encanta darle mi toque especial: un chorrito de limón para refrescar o una pizca de perejil para los valientes. ¿Sabías que en algunas regiones de España, el alioli se hace sin huevo? ¡Anímate a probar esa versión también!

Prueba tu obra de arte y ajusta los sabores como más te guste. Quizás un poco más de sal, ¿o por qué no un diente de ajo adicional? Recuerda, el alioli es una expresión de tu paladar.

Montaje del plato

¡Es el momento estelar! Imagínate el escenario: tus patatas cocidas al punto exacto, el alioli tan cremoso que casi canta, y tú, listo para unir estos talentos en un plato que será la estrella de la noche.

Un pequeño truco de los grandes chefs: las patatas tienen que estar en su punto zen de temperatura, ni meditando en el calor ni congeladas en la nevera. Así que, con cariño, colócalas en un bol que te haga sonreír y vierte el alioli como si estuvieras pintando un cuadro. Usa una cuchara que haya vivido historias, y mezcla con el mimo de quien sabe que está creando magia.

La presentación es clave, elige una fuente que te hable, que te diga: "este plato es una obra de arte". Y si te sientes valiente, atrévete a darle tu toque personal con un poco de perejil o pimentón. ¡Haz que tus patatas con alioli sean únicas!

Variantes de la receta

¡Anímate a revolucionar tu alioli con estas variantes que son pura magia en el paladar! No te conformes con lo habitual cuando tienes un mundo de sabores esperando en tu Thermomix. Permíteme guiarte por algunas combinaciones que te llevarán a un viaje sensorial inolvidable.

Recuerdo una tarde de verano, en la terraza con amigos, cuando decidí añadir un poco de azafrán al alioli. La sorpresa de todos al probar esa explosión de sabor y color fue inmensa. Desde entonces, es un imprescindible en nuestras reuniones.

Para los valientes que buscan emociones fuertes, os propongo un desafío: mezclad wasabi con vuestro alioli y preparaos para una experiencia intensa y refrescante que os dejará con ganas de más.

Y no puedo olvidar la primera vez que hice alioli de remolacha en mi Thermomix. El color vibrante y el sabor terroso convirtieron un plato sencillo en una obra de arte comestible. Es una forma fantástica de impresionar a tus comensales y darles algo de qué hablar.

Receta

Patatas con alioli en Thermomix

¡Descubre el secreto para unas patatas con alioli irresistibles! Tu Thermomix será tu mejor aliado en esta aventura culinaria que te transportará a los sabores más auténticos de España. Vamos allá, ¡que se hace la boca agua!

Ingredientes

Selecciona con mimo los siguientes ingredientes, porque van a convertir tu plato en una obra maestra:

  • Patatas - 1 kg, escogidas con cariño y cortadas en cubitos uniformes.
  • Aceite de oliva virgen extra - 120 ml, el alma de nuestra cocina, que aportará suavidad y carácter.
  • Huevo - 1, de corral si puede ser, para un alioli con toda la esencia.
  • Ajo - 2 dientes, o tres si eres valiente, para ese sabor que nos encanta.
  • Limón - medio, exprimido con entusiasmo para dar esa chispa de frescura.
  • Sal - al gusto, para equilibrar y potenciar cada nota de sabor.

Con estos ingredientes, el éxito está asegurado. Ahora, ¡al lío!

Instrucciones paso a paso

  • Coloca las patatas en el vaso de la Thermomix con cariño, cúbrelas con agua y programa una cocción suave: 20 minutos/Varoma/velocidad 1. Es el comienzo de algo grande.
  • Para el alioli, que es el alma de la fiesta, pon en el vaso limpio el huevo, los ajos pelados, el zumo de limón y una pizca de sal. Emulsiona 3 minutos/velocidad 5 y ve añadiendo el aceite de oliva con mimo a través del bocal.
  • Una vez las patatas estén tiernas y el alioli tenga esa textura cremosa que nos hace suspirar, es el momento de la unión mágica. Mezcla con movimientos envolventes, con la delicadeza de un baile.
  • Presenta este manjar en una fuente que esté a la altura, y si te sientes creativo, añade unas lascas de jamón serrano por encima para un toque gourmet.