Alioli casero

Como hacer salsa alioli

Patatas alioli

Patatas alioli

Las patatas alioli son uno de los platos de tapeo más consumidos en España. Es un plato muy fácil de hacer y que vamos a enseñaros en esta entrada, para que disfrutéis de ellas tanto como podáis hacerlo en cualquier bar.

Para la elaboración de este plato necesitaremos:

  • 5 patatas de tamaño mediano.
  • Un vaso de aceite de oliva virgen extra.
  • Tres dientes de ajo.
  • Un poco de vinagre o zumo de limón recién exprimido.
  • Un huevo fresco.
  • Perejil fresco picado muy fino.
  • Sal (al gusto)

Modo de elaboración

Lavaremos las patatas y las coceremos con la piel cubriéndolas completamente de agua. Cuando el agua rompa a hervir las dejaremos unos 25 minutos y para comprobar que están bien cocidas podemos utilizar un palillo o un cuchillo para ver cómo está el centro de la patata.

Si están cocidas las sacaremos y reservaremos o vaciaremos la olla de agua y las dejaremos allí. Mientras van enfriando las patatas podemos comenzar a hacer la salsa alioli y para ello comenzaremos picando el perejil muy fino, así como también los dientes de ajo.

Echaremos el ajo en el vaso de la batidora junto al aceite de oliva, el vinagre o zumo de limón, el perejil, el huevo y una pizca de sal.

Meteremos el brazo de la batidora hasta el fondo del vaso y comenzaremos a batir sin mover la batidora y cuando comience a ligar ya podremos ir subiendo y bajando lentamente, pero sin dejar de batir en ningún momento hasta que quede completamente hecha.

Si la salsa alioli no s ha quedado demasiado espesa podemos echarle un poco de leche hasta conseguir que tenga la densidad que más nos guste. Cuando lo hayamos conseguido la reservaremos.

Una vez estén frías las patatas les quitaremos la piel y las cortaremos en cuadrados y las pondremos en una bandeja dispuestas para que la salsa pueda cubrirlas todas.

Echaremos la salsa y si queremos, podemos echarle un poco más de perejil picado.

Consejos

Si no se tiene aceite de oliva virgen extra o el sabor resulta demasiado fuerte, se puede utilizar aceite de girasol, quedará una salsa alioli más suave.

Otra forma de preparar las patatas es friéndolas, para lo que debemos pelarlas y cortarlas en cuadrados medianos, igual que las cocidas. Un truco para que queden bien crujientes a pesar de su grosor es freírlas a fuego fuerte durante unos minutos para que se hagan más por fuera que por dentro, dejar que enfríen un poco y acabar de freírlas a fuego lento.