Alioli casero

Como hacer salsa alioli

Alioli de aguacate

Alioli de aguacate

Normalmente, cuando hablamos de salsa alioli nos viene a la cabeza esa salsa cremosa con su característico color amarillo y el perejil picado que suele echársele por encima, pero hay muchas otras clases de alioli, como por ejemplo la que os vamos a enseñar a hacer en esta entrada, el alioli de aguacate.

Es una forma completamente diferente de disfrutar de una salsa tan nuestra pero con un ingrediente cuyo origen está al otro lado del Atlántico. Su sabor es bastante diferente a lo que solemos estar acostumbrados, pero seguro que no os defraudará.

Para la elaboración de esta salsa necesitaréis estos ingredientes:

  • 1 aguacate grande un poco maduro.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 huevo.
  • 200ml de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal (al gusto)

Modo de preparación

Comenzaremos lavando y pelando bien el aguacate o abriéndolo por un lado y después de retirar el hueso, usaremos una cuchara para ir retirando toda su pulpa y reservándola en un plato.

Pondremos el huevo en el vaso de la batidora con un poco de sal, batiremos a velocidad mínima hasta que quede bien batido y la sal disuelta en el huevo.

Pelaremos los dientes de ajo, los picaremos bien y echaremos en el vaso de la batidora, volviendo a mezclar de nuevo a velocidad mínima.

El siguiente paso es ir añadiendo poco a poco el aceite de oliva, para lo que tendremos que bajar el brazo de la batidora hasta abajo del todo y hasta que no ligue bien, no podremos moverla ni hacer movimientos bruscos con ella porque se podría cortar la mezcla.

Cuando haya adquirido la consistencia que queremos, iremos agregando poco a poco el aguacate. En este caso podemos aumentar hasta velocidad media, pero asegurándonos de que no quedan trozos de aguacate. Si es necesario volveremos a batir de nuevo a máxima velocidad.

Una vez hecho lo verteremos en un bol y lo meteremos en la nevera para que repose y esté fresco para cuando vayamos a consumirlo.

Consejos

Para abrir el aguacate de una forma más fácil utilizaremos un cuchillo y bordearemos todo el contorno de la fruta y sujetando cada parte con cada mano, se realiza un movimiento de torsión y se abrirá correctamente, pudiendo sacar su gran hueso sin problema.

Esta salsa se utiliza sobre todo como guarnición de platos de pescado y carne, aunque dependiendo de los gustos que tengamos también podemos acompañar a platos de arroz o verdura.